ROBERTO CALVO PRESENTA SUS NUEVAS CANCIONES EN "TIERNA MEMORIA"

El guitarrista y cantautor Roberto Calvo, lanza “Tierna Memoria” (independiente), su primer disco de canciones, conformado íntegramente por música propia con letras de Gustavo Kehoe, Alicia Creste, Hugo Aveiro, Victoria de Paolo y Coqui Ortiz.

   Las canciones de “Tierna Memoria” fueron compuestas por Calvo sobre ritmos argentinos (candombe, chacarera, bailecito, vidala, milonga, guarania y zamba) y han sido grabadas en formato de cuarteto, con Leandro Marquesano en teclados, Juan Concilio en bajo, Mauro Caracotche en percusión y Roberto Calvo en guitarra.

   Roberto Calvo -fundador del grupo Santaires hace treinta años y reconocido también por formar parte del Manolo Juárez Cuarteto y el Quinteto Ventarrón- dice:  El repertorio que compone este CD fue el que tocamos durante el ciclo ‘Música para hacer dulce’, realizado durante el año 2014 en Circe, por lo que una vez en estudio se logró un sonido con reminiscencias del vivo. Son canciones queridas que fueron apareciendo de a poquito a lo largo de veinte años, como fotografías de diferentes momentos del camino. Canciones de amor, de alegría, de bronca, de tristeza... canciones que acompañan y que no sonarían igual si no hubiesen sido hechas junto a músicos que entendieron el sentido de lo que se tocaba. Además de los amigos que forman mi banda, participan mis hijos Manuel y Miguel, en trombón y trompeta y Victoria De Paolo, mi compañera”.

    Roberto Calvo nació en el barrio de Mataderos, el 11 de enero de 1962. Cuando tenía cuatro años su padre le regaló su primera guitarra. Poco después, ingresó al conservatorio de la ciudad de San Miguel a pesar de su corta edad. Allí estudió más de diez años. A los diecinueve años, ingresó en el Conservatorio Julián Aguirre, de Morón. Ahí tuvo como maestros a Tzvetan Saveb y a Lucio Núñez, quienes, cada uno a su tiempo, se encargaron de corregir muchas de sus falencias técnicas y le enseñaron a interpretar profundamente el repertorio guitarrístico.

     En esa época, empezó a tocar música popular además del repertorio clásico: música cuyana, tangos y algo de bossa nova. En 1983, junto con los hermanos César y Tato Angeleri y Héctor Barría, fundó Santaires, grupo que aún integra. Fue Héctor Barría quien le hizo continuar sus estudios en el Conservatorio Juan José Castro de La Lucila, con la concertista Irma Costanzo. Santaires fue su puerta de entrada al campo profesional de la música, ya que, a partir de ahí, tuvo oportunidad de acompañar a un sinnúmero de cantantes, hacer arreglos, grabar y, sobre todo, aprender el oficio del guitarrista popular. 

    En el año 2000, tuvo la oportunidad de formar parte del Quinteto Ventarrón, junto a grandes guitarristas, como Gustavo Margulies, Néstor Basurto y el mismo César Angeleri, además del contrabajista Marcos Ruffo. En 2014, Ventarrón volvió al ruedo con una nueva formación: Margulies, Emiliano Ferrer, Mariano Lucesoli, Hernán Cuadrado y la voz de Juan Varela como cantor invitado.

    Hace unos años, junto con Juan Falú, Calvo fundó El Guitarrazo, que, luego, con el aporte de Román Giúdice y de Eduardo Tacconi, se convirtió en Orquesta Escuela de Guitarras. En 2006, publicó “Guitarra sola”, un disco de obras propias para guitarra que estuvo ternado a los premios Gardel. Y ahora está presentando, “Tierna memoria”, un disco de canciones compuestas en los últimos veinte años.

7/2015

Media