Roma y algunas reflexiones sobre la obra de Cuarón

     ¿Ver Roma y después morir? En realidad ví Roma y dopo... me hizo ruido. Primero, en el mejor sentido, casi excluyente, el del alarde cinematográfico: el prolijo blanco y negro, la reconstrucción de época impecable, el golpe a la nostalgia. Bueno, un tipo que logró un impacto visual tan contundente con Gravity no podía bajar la vara justo a la hora de retratar una porción de sus memorias.

     ¿Pero qué empaqueta toda esa maravilla? Viéndolo desapasionadamente: la historia de una empleada doméstica en el México de los 70 y su relación con su entorno, ya sea familiar, laboral o social. Una mujer de rasgos nativos que parece condenada -y resignada- a ser la sacrificada asistente de una clase social que está por encima de ella y que, a pesar del afecto que parecen prodigarle, en algunos casos no tienen en cuenta ni sus más básicos datos personales. Para el entorno la chica existe porque es "la empleada de la familia tal". Y eso ni siquiera la libra de tener que absorber de buena manera conflictos que no le corresponden, transformarse en el sostén emotivo de su patrona o acometer con abnegación actos heroicos que no imaginaba.

     Aparte de aceptar estoicamente sus propias penurias -que no son pocas- y en un caso particular, de un dolor indescriptible, algo que, sin embargo, tampoco la impulsa a cambiar su destino. Ahí es donde la cosa empieza a sonar incómoda. ¿Adónde apunta toda la cuestión?, ¿o solo se trata de un inocente brote nostálgico? Tal vez la respuesta esté bien al final. Casi al cierre de los títulos.

Allí, mientras los aviones siguen pasando por ese pedazo de cielo, apenas se leen tres placas muy significativas:
1) Para ayudar a que las niñeras, limpiadoras y cuidadoras en Estados Unidos obtengan la dignidad, el respeto y los derechos que merecen visita domesticworkers.org.
2) Si deseas ayudar a que las empleadas del hogar en Mexico tengan las condiciones de trabajo dignas que merecen visita caceh.org.mx.
3) Si deseas apoyar la lucha por justicia, igualdad, libertad y felicidad para todas las mujeres en méxico visita semillas.org.mx.

     ¿Esa era la intención de todo? ¿Promover una nueva era de servidumbre? Acaso Cuarón juegue con la estética del neorrealismo pero no comulgue con sus más profundos preceptos. Acaso, como su obligada heroína, también sea un personaje resignado. Un narrador asimilado al sistema, que desiste de proponer utopías, quebrar esquemas, o soñar con subvertir ordenes sociales, y en lugar de motivar la reflexión sobre un sistema laboral opresivo y arcaico que explota a sus congeneres, prefiera comunicar que esa ecuación no va -o no debería- variar pero que por lo menos puede mejorarse; hacerse más humana.

     En la antigua Roma la esclavitud también era asumida con naturalidad. Tal vez el título no refiera al barrio tradicional de México sino a aquella capital de imperio.

Jorge Vaccaro.

Título original: "Roma"

Duración: 135 min.

País:  México

Dirección y guión : Alfonso Cuarón

 

Fotografía: Alfonso Cuarón (B&W)

Reparto: Yalitza Aparicio, Marina de Tavira, Marco Graf, Diego Cortina Autrey, Carlos Peralta,Daniela Demesa, Nancy García García, Verónica García.

Coproducción:  México-Estados Unidos

Género: Drama | Años 70Familia

 

1/2019

 

Medios

Eventos

Lun Jun 24 @19:00 -
Aquí y Ahora@ Museo Fernández Blanco
Mar Jun 25 @14:00 -
SUBASTA DE ARTE@BANCO CIUDAD
Mar Jun 25 @18:00 -
BIENALSUR@ CABA