Cuando el tango y el rock son hermanos abrazados

 

Abrazo

EL ABRAZO DEL TANGO Y EL ROCK, de Alejo Rodríguez de Fraga. (Estudio Suri).

    Entre lo mucho que se habló sobre la unidad de géneros, o sobre los puntos en común con distintas vertientes de la música popular, este libro resulta una ventana de aire fresco, ya que no solo consigna muy buena data sobre las historias en común entre el tango y el rock, sino que entrlaza la evolución de estos géneros, buscando y eonctrando los lazos que los unen desde una perspectiva que quizás no sea tenía en años donde ambas música parecían estar enfrentadas.

    Para Alejo Rodriguez de F raga, un joven periodista e investigador que no oculta su pasión por este tema, el tango y el rock tienen muchos motivos para darse ese abrazo simbólico, más allá de los desencuentros generacionales que pudieron existir en algún momento de la historia. Porque ambos surgen de los márgenes, y se proponen describir y mostrar con lenguajes propios lo que ocurría en cada realidad en la que vivieron sus creadores.

     En la Argentina, tangueros y rockeros comparten historias verdaderas, verosímiles y míticas. Se estrecharon muchos abrazos, pero no faltaron los rechazos, los desencuentros ni los reencuentros. Se guiñaron un ojo en numerosas oportunidades, especialmente durante los últimos veinte años, pero también se han mirado de reojo.

  En sus páginas se puede apreciar que la conexión entre rockeros y tangueros es más fuerte de lo que puede parecer, aun con sus desencuentros. El libro incluye una historia del bandoneón en el rock argentino y un capítulo sobre los tangos que regrabaron los rockeros, desde que la banda Canturbe registró “Soledad”, el tango de Gardel y Le Pera, en su disco “Bonpland”.

  Matías Mauricio, de la Academia Nacional del Tango, señala en el prólogo que “bajo un detallado compendio de capítulos envueltos en reflexio­nes y entrevistas, hay en este libro un esfuerzo por comprender estas prácticas, discursos y sensibilidades, discutiéndolas. Y allí Rodríguez de Fraga viene a deshilvanar estas disputas, a decirnos que estos su­puestos opuestos en verdad son una misma trama de un fenómeno que es histórico, ideológico, político, económico y cultural; fenóme­no que hace a la identidad de este misterioso país del sur".      

    Agrega que “hoy, en pleno siglo XXI, inmersos en una ciudad desangelada, en medio de una crisis de tramas colectivas de sentido, este libro es un ladrillazo al pecho de los supuestamente doctos en poesía o música, que en su discurso desechan o ignoran el entramado luminoso de la canción popular. Alejo ya soñó con ella, ya dio su zambullida grande, ya sangró al escribir, y en estas pequeñas palabras se lo agradezco. Ahora queda la tarea del ojo solitario —el suyo— para hacer de este libro ceniza o piedra preciosa”.

    Alejo Rodriguez de Fraga nació en Buenos Aires, en 1973. Estudió Periodismo y Ciencias de la Comunicación Social. Durante los últimos quince años trabajó como editor independiente de libros y revistas. Y entre tantos proyectos haciendo lo que le gustaba para otros, fue produciendo lentamente este libro, el primero de su autoría.

    Con un arte de tapa a cargo de Fernando Vega, y a modo de testimonio gráfico, hay además en este libro cuatro páginas con imágenes en papel ilustración, de Laura Tenenbaum, Nora Lezano, Lula Bauer y Aspix, entre otros fotógrafos.

1/2019

Eventos

Mié May 22 @19:00 - 09:00PM
Subasta@Museo Fernández Blanco
Mié May 22 @19:00 -
.Italia in scena/Italia XXI@ Istituto Italiano di Cultura di Buenos Aires
Mié May 22 @20:30 -
PEDRO AZNAR Y MANUEL GARCÍA @Teatro Coliseo