Bellas Artes y su homenaje a August Rodin en su centenario

     El Museo Nacional de Bellas Artes inauguró, la exposición Rodin. Centenario en Bellas Artes, en homenaje al escultor francés, a un siglo de su muerte. La muestra –con curaduría de la directora artística del Museo, Mariana Marchesi– reúne 19 esculturas y tres dibujos de Auguste Rodin (1840-1917) pertenecientes a la colección del Bellas Artes, en la sala 10 de la planta baja. 

   "Con su humanismo radical, su vitalismo intransigente y brutal, a la vez que sutilmente sugerente, pletórico de erotismo y potencia expresiva, Rodin abre una nueva dimensión para la escultura cuyos efectos aún no se han clausurado", explica el director del Bellas Artes, Andrés Duprat, sobre la trascendencia del artista, con quien el fundador del Museo, Eduardo Schiaffino, mantuvo un vínculo de admiración y amistad.  
 

    Bisagra en las redefiniciones artísticas de su época, el trabajo de Rodin desafió las normas de armonía y equilibrio que regían en el academicismo clásico imperante. "Sus planteos disruptivos –postula Marchesi– incluyeron nuevas soluciones para la escultura: algunas de ellas son el uso de puntos de vista múltiples, el modelado de anatomías imposibles y la exaltación de la materia al dejar visibles distintas texturas que habilitan la sensación de inacabado".     

   Entre las piezas que componen la muestra, dos obras clave, La Tierra y la Luna y El beso, trazan el punto de partida de un recorrido que no solo evidencia la revolución de las formas impulsada por Rodin, sino también la apuesta por una estética moderna de aquellos promotores culturales de la joven Argentina en que se fundó el Museo, a finales del siglo XIX.  

    "La exposición permite apreciar en toda su potencia las derivas de las obras de Rodin pertenecientes al patrimonio nacional. Son en sí mismas una invitación a reflexionar, puesto que su presencia en el espacio público –El pensador, el Sarmiento–, junto a las piezas que integran el acervo del Museo, hacen del escultor un punto de referencia para el arte de nuestro país, que ha tenido en el diálogo con el modelo francés una de sus postas históricas", subraya Duprat. 

    Como complemento de las obras exhibidas en la sala 10, se presentará en la sala 20 una selección de esculturas, también parte de la colección del Museo, que da cuenta del impacto que el maestro francés tuvo en América. El conjunto incluye trabajos de Pedro Zonza Briano, Alberto Lagos, Rogelio Yrurtia y Arturo Dresco, algunos de jóvenes artistas argentinos que, en los primeros años del siglo XX, se sintieron atraídos por las renovadoras propuestas estéticas de Rodin.
 
    Con esta exposición, el Bellas Artes se une a la red internacional de instituciones que, a través de su patrimonio, llevan adelante un programa común de actividades para celebrar a un artista que transformó de manera radical el modo de entender la escultura. 

     Rodin. Centenario en Bellas Artes podrá visitarse en las salas 10 y 20 de la planta baja, del 28 de noviembre de 2017 al 25 de febrero de 2018, de martes a viernes, de 11 a 20, y los sábados y domingos, de 10 a 20, con entrada libre y gratuita. A partir del 13 de diciembre, todos los miércoles a las 12 habrá visitas guiadas por la exhibición.

11/2017