El casamiento, una reflexión entre el absurdo y la realidad

 

     El sábado 17 de marzo a las 20 hs se estrenará, en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530), El casamiento de Witold Gombrowicz, traducida por Alejandro Rússovich y adaptada y dirigida por Michal Znaniecki.

     El elenco está integrado por Luis Ziembrowski, Roberto Carnaghi, Laura Novoa, Nacho Gadano, Gabo Correa, Federico Liss, Emma Rivera, Luis Almeida, Tomás Rivera Villatte, Teresa Floriach, Klau Anghilante, Juan Cruz Márquez de la Serna, Cristian Vega y Marco Gianoli. Los músicos son Nahuel Aschei en trompeta y Pablo Mainetti en bandoneón.

    La colaboración en adaptación es de Ignacio Sánchez Mestre, el asistente artístico es Nicolás Isasi, el diseño de sonido es de Javier López del Carril, la realización de video de Pablo Varela, la puesta de video de Sebastián Zavatarelli, la música de Hadrian Tabęcki, la coreografía de Damián Malvacio, la iluminación de Bogumil Palewicz, el vestuario de Luciana Gutman, la escenografía de Luigi Scoglio.

     “El casamiento es un drama no solamente escrito para el teatro, sino que, al menos en su intención, es la misma teatralidad de la existencia que se libera”, dijo Witold Gombrowicz en relación a su obra.

     Las funciones se ofrecerán de miércoles a domingos a las 20 horas, y los días populares son el miércoles y jueves, con plateas a 110 pesos.

        “Escrita y publicada en Argentina hace 70 años, El casamiento logró posicionarse como una pieza dramatúrgica fundamental desde lo poético, lo filosófico y lo político. Traducida al castellano por el mismo autor junto a Alejandro Rússovich, El casamiento es la segunda obra de teatro de Witold Gombrowicz y, al igual que en su primera novela Ferdydurke, se hace presente su estilo crítico y absurdo en cada escena, proponiendo un teatro innovador, cómico e intelectual, que a la vez posee una clara fascinación de Gombrowicz por William Shakespeare.

    El casamiento narra el drama de Enrique entre la realidad y la imaginación. Sus deseos, sus miedos, sus afectos, sus amigos y sus enemigos; todos dentro de un mundo que se construye y se destruye minuto a minuto. Un hombre contemporáneo, que ha visto su vida en medio de la guerra, su casa convertida en una taberna, a su amigo en un ser fantasmagórico y a su novia en una mujerzuela.

     Aquí el hombre se proclama rey, dios y dictador, con el objetivo de lograr su cometido. Enrique se transforma en un creador de mundos televisivos, cambiando las prioridades y los valores de sus seres queridos, de sus conocidos y de la sociedad entera. En palabras de su autor, amante de la oscuridad de Retiro, El casamiento representa ‘un sueño que se desarrolla entre tinieblas, y sólo los relámpagos tienen derecho a iluminarlo’”.

     El casamiento fue estrenada en 1981 en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín, dirigida por Laura Yusem, con la colaboración de Néstor Tirri en la adaptación del texto, escenografía y vestuario de Graciela Galán, la selección musical de Rubén Szuchmacher y Ulises Dumont en el rol protagónico.

     Witold Gombrowicz, escritor provocador y resistente a todos los moldes, nace en Polonia en 1904 y vive en Europa hasta 1939, año en que viaja a la Argentina. Una conversación con su hermano, donde le consultaba si debía viajar a la Argentina en la promoción de un crucero, es lo que lo define a cruzar el Atlántico. Estando en nuestro país, estalla la Guerra y debe quedarse, pero termina permaneciendo por 24 años, es decir que entre 1939 y 1963 vive exiliado en Argentina. En 1963 vuelve a Europa y muere en Francia en 1969. El exilio lo define como artista; es un autor que será siempre un outsider, siempre estará fuera de las clasificaciones.

03-18